Estadios de fútbol

De acuerdo con las normas establecidas por FIFA, el largo de un campo de juego debe estar comprendido entre los 105 y los 110 metros, así como su ancho debe estar entre los 68 y los 75 metros. No debe haber tampoco ningún obstáculo a 5 metros entre las líneas de fondo y las barreras para garantizar la seguridad de sus atletas.

Ejemplo: estadio de fútbol americano de Ohio.

En el caso de un estadio normal, es necesaria la iluminación LED tanto por fuera como por dentro. Para determinar el estándar de iluminación necesario nos basamos en las características del propio estadio. En total hay siete niveles de estándares, que van desde las zonas de entrenamiento (200lx) hasta los estadios de sesiones totalmente televisadas donde juegan atletas de alto rendimiento (1400lx).

Tradicionalmente se han usado lámparas de 1000 a 1500W para la iluminación de estadios, pero la verdad es que son poco fiables si las comparamos con las necesidades del fútbol contemporáneo: necesitamos que se realcen los colores del estadio (para su correcto televisado), que no se ciegue a los deportistas y, a ser posible, que tengan un rendimiento energético elevado, para ahorrar en la factura de la luz.

Por esa razón instalamos LEDs. Los nuestros iluminan lo suficiente sin cegar a los atletas y están colocados alrededor de los bordes del techo de las gradas, iluminando uniformemente a todo el estadio y logrando el efecto deseado.